Videntes.com Las Mejores Videntes y Tarotistas de España

Videncia por Teléfono: el método perfecto para conocer tu futuro?

¿Buscas un servicio de videncia por teléfono seguro, fiable y que te ofrezca todas las garantías? Pues has llegado al lugar indicado. Y es que en estos momentos, confiar en una vidente y hablar con ella mediante una simple llamada es una de las mejores opciones que tienes a tu disposición. Aquí queremos hablarte de sus ventajas y, de paso, presentarte a algunas de las profesionales con las que podrás contactar. ¡No esperes más!

Tarotista Vidente Ámbar

Ámbar

En línea

99,1% de aciertos

💬 7997 consultas

Decirte que ha habido movimiento para bien,hemos hablado y espero que se le arregle un poco más porque sino se irá a su país, :-( El pobre no quiere volver,ni yo que se vaya a ver si podemos hacer algo ...

Tarotista Vidente Fina

Fina

En línea

98,6% de aciertos

💬 6947 consultas

Fina siempre ha sido muy profesional, llevo tiempo consultándola y nunca he quedado insatisfecha. Sus predicciones suelen ser bastante certeras y siempre está dispuesta a ir hasta el fondo de la cuestión. Su trato es verdaderamente amable. Yo la recomiendo.

Tarotista Vidente Esmeralda Romero

Esmeralda Romero

No disponible

99,6% de aciertos

💬 8599 consultas

Hace un tiempo que consulto con ella y estoy muy contenta. Esta vez era un tema de trabajo que tenía muchas dudas y me las ha aclarado muyyy rápido. No se puede pedir más. Gracias y siempre es un placer ...

Tarotista Vidente Santiago

Santiago

No disponible

99,3% de aciertos

💬 8283 consultas

Santiago fue muy agradable, me dio paz en sus consejos. No me dio muchos detalles, pero es lo que salió en las cartas. Espero que mi situación laboral se resuelva muy bien para mí, pero seguiré el consejo que Santiago ...

Videntes buenas por teléfono

La videncia por teléfono te brinda la posibilidad de disfrutar de una serie de ventajas respecto a la videncia presencial. De hecho, es cada vez un sistema más extendido. Aquí vamos a explicarte los motivos:

  1. Disponibilidad en todo momento: si recurres a la videncia por teléfono, no tendrás que preocuparte de la hora por la que llamas. En este sentido, hay muchas videntes que están a tu disposición las 24 horas del día, algo impensable si tienes que concertar una visita presencial con una adivinadora en su despacho. Solo tienes que buscar a la más adecuada o, en su defecto, recurrir a otra diferente de la que sueles llamar habitualmente. En muchas ocasiones, cambiar es una buena decisión ya que te ayudará a tener una mejor perspectiva de tus problemas.
  2. Máxima discreción: si acudes a la consulta de una vidente, tendrás que verte cara a cara con ella y, además, estar atenta a las miradas de otras personas que te cruces por la calle y que tal vez te conozcan. Por este motivo, si eres de aquellas que prefieren mantener sus visitas dentro del más estricto anonimato, la videncia por teléfono te será mucho más útil. Podrás llamar en cualquier momento del día y el único dato que tendrás que proporcionar es tu nombre de pila. Además, podrás elegir entre pagar con tarjeta de crédito o débito, lo cual es totalmente seguro y fiable, o mediante tarificación especial en tu factura.
  3. Creación de una amistad inexplicable: por experiencia, las videntes que ofrecen sus servicios por teléfono y las personas que contactan con ellas, a pesar de no conocerse de nada y de no verse las caras, crean un vínculo personal y una empatía especial. De hecho, muchos de estos sujetos cuentan que no tienen la sensación de ser juzgados al formular sus preguntas y recibir las respuestas, algo que sí sienten cuando van a una consulta en persona. Las videntes también ofrecen un servicio más personalizado al recordar sus preguntas y sus problemas.
  4. No hay necesidad de desplazarse: las consultas de las videntes pueden tener un precio relativamente elevado. Pero, además, a eso hay que añadir que puede ser necesario coger el coche, el autobús o el metro para llegar hasta su despacho, lo que supone el pago de un coste adicional. Además, si solo necesitas hacer una simple pregunta, tendrás que abonar el importe de la sesión completa. En cambio, los servicios de videncia por teléfono no requieren que vayas a ningún sitio y, además, pagas únicamente por los minutos de conversación que mantienes con la profesional. Esto, a corto y largo plazo, supone un importante ahorro.
  5. Tienes la posibilidad de elegir a la vidente que más te guste: puede que eches un vistazo a nuestro equipo de videntes y te des cuenta de que Rubí te genera más confianza. O Esmeralda, tal vez. En cualquier caso, lo que queda claro es que puedes elegir la que más te guste y la que mejores sensaciones te transmita. En cambio, no hay tantas videntes que ofrezcan sus servicios en despachos presenciales, por lo que tendrás un abanico más reducido entre el que elegir. Si a esto le unes que algunas pueden tener sus consultas bastante lejos, llegarás fácilmente a la conclusión de que la videncia por teléfono es la mejor opción a tu alcance.

Tarotista Vidente María Santos

María Santos

99,3% de aciertos

💬 3342 consultas

Tarotista Vidente Eva Blanco

Eva Blanco

99,4% de aciertos

💬 2570 consultas

Tarotista Vidente Laura Herrera

Laura Herrera

97,8% de aciertos

💬 3686 consultas

Tarotista Vidente Ambar Gil

Ambar Gil

98,8% de aciertos

💬 2383 consultas

Videncia por teléfono sin gabinete

Seguro que en más de una ocasión has escuchado hablar acerca de los servicios de videncia sin gabinete y con gabinete. En concreto, a lo que hace referencia la palabra "gabinete" es a un centro de recepción de llamadas. En este sentido, cuando descuelgas el teléfono eres recibida por una centralita que, sin que puedas elegir, te pone en contacto con una vidente aleatoriamente. Es decir, si recurres a este tipo de servicios, tienes que renunciar a muchas de las ventajas comentadas anteriormente. Sin embargo, este servicio de videncia opera sin gabinete, es decir, tú misma puedes elegir la vidente con la que quieres ponerte en contacto y sin la intermediación de ningún centro de llamadas. Las siguientes son otras ventajas de la videncia sin gabinete respecto a la videncia con gabinete:

Sin lugar a dudas, la conclusión a la que debes llegar es que un servicio de videncia sin gabinete siempre te va a reportar mayores beneficios y una atención más personalizada y de mejor calidad que otro de videncia con gabinete.

Tarotista Vidente Adriana Gallardo

Adriana Gallardo

97,7% de aciertos

💬 5149 consultas

Tarotista Vidente Vicky Medina

Vicky Medina

98,5% de aciertos

💬 3030 consultas

Tarotista Vidente Conchi Santana

Conchi Santana

99,8% de aciertos

💬 4458 consultas

Tarotista Vidente Lola Torres

Lola Torres

96,3% de aciertos

💬 2099 consultas

La mayoría de las videntes por teléfono y en consulta que te encontrarás utilizarán las cartas del tarot como principal instrumento de adivinación. Se trata de un sistema ancestral que, más allá de por sus habilidades innatas, han conseguido dominar gracias a su dilatada experiencia y su comprensión de la naturaleza humana y los elementos místicos que la rodean. Evidentemente, tanto el tarot telefónico como la videncia en consulta tienen una serie de pros y de contras. Sin embargo, las ventajas del primero son muy superiores a las de la segunda y sus inconvenientes mucho más reducidos. Por ejemplo, es posible decir, cayendo en una obviedad, que en el tarot telefónico no vas a poder ver por ti misma las cartas que te salen y que se sitúan sobre la mesa. Sin embargo, ¿por qué te iba a mentir la tarotista? Además, si tienes en cuenta la amplia experiencia que tienen videntes como Santiago o Carlota y las opiniones que otras personas han vertido sobre ellas después de confiar en sus servicios, te darás cuenta de que aciertan siempre. Por lo tanto, recurriendo a este servicio, no tienes nada que temer. Por su parte, la concentración es primordial para obtener una buena tirada de tarot y ser capaz de leerla adecuadamente. Para ello, la distancia entre la vidente y la persona que pregunta es muy beneficiosa. Y es que, en muchas ocasiones, al estar cara a cara, es frecuente que se produzcan interrupciones y que de ellos se derive una lectura incorrecta. Ten en cuenta que la tarotista en cuestión a la que llames estará en su despacho con la iluminación adecuada y en riguroso silencio mientras te atiende. También puede que pienses que sería una faena tener problemas de comunicación durante tu llamada. Sin embargo, es algo que puedes controlar fácilmente. Estas videntes operan, principalmente, a través de teléfonos fijos cuya línea es excelente. Tú puedes hacer lo mismo. Y, si prefieres usar el móvil, solo tienes que elegir el momento y el lugar en el que tengas más cobertura para garantizar que la llamada se desarrollará de forma perfecta. Todas estas son ventajas de la videncia por teléfono. De hecho, como habrás podido comprobar, este servicio no tiene ningún hándicap reseñable, siempre que confíes en una persona de total confianza como las que podrás encontrar aquí. Además, te ahorrarás todos esos inconvenientes de las videntes que solo atienden a personas en su consulta y que fueron descritas anteriormente. Recuerda que no tendrás que desplazarte a ningún sitio ni pagar el precio de la sesión al completo aunque solo necesites hablar con la que hayas elegido durante cinco minutos. ¿Qué más se puede decir para que te convenzas?

¿Nunca has recurrido a los servicios de una vidente por teléfono? Si es así, puede que por tu cabeza pasen muchas dudas en estos momentos. Pero no te preocupes. La consulta se desarrollará exactamente así:

  1. Cogerás tu teléfono móvil o fijo, marcarás el número de la vidente y esta lo descolgará. ¡Ha llegado el momento de la verdad! ¡Qué emoción!
  2. La vidente se presentará. Te dirá su nombre, te recibirá como si acabases de llegar a su casa y empezará a crear, durante unos pocos segundos, un clima en el que te sientas relajada y a gusto. Después, te preguntará tu nombre y tu edad.
  3. En ese momento, también te preguntará acerca de cuál es el motivo de tu consulta. Aquí debes ser totalmente sincera y exponer cuál es la preocupación principal que te ronda la cabeza. Has de ser clara, concisa y no dar demasiados detalles. En este sentido, es de vital importancia que formules siempre dichas preguntas en positivo, no en negativo. En caso de que tengas más de una, aprovecha para exponerlas. Es conveniente que, previamente, las hayas apuntado en un papel para que no se te olvide nada.
  4. La vidente empezará a barajar las cartas. Tú misma lo podrás escuchar a través del auricular del teléfono. En un momento dado, te pedirá que cortes el mazo, lo que deberás hacer diciendo un simple "ya".
  5. En este punto, la vidente empezará a echar las cartas sobre la mesa y se hará un silencio que tú misma podrás percibir. Esto se debe, fundamentalmente, a que necesita conectar con la energía de las cartas para saber interpretarlas con precisión y poder ofrecer respuesta a tus preguntas. Este proceso no suele durar más de 15 o 20 segundos.
  6. Automáticamente, la vidente, con total sinceridad, empezará a exponer lo que dicen las cartas del tarot en función de las preguntas que has realizado. Ten esto en cuenta puesto que, en muchas ocasiones, puede que no recibas la respuesta que esperabas. Piensa que tu objetivo al llamar era predecir lo que iba a pasar y que no te gustaría que te mintiesen solo por hacerte sentir mejor.
  7. Después de cada respuesta, la vidente te preguntará si tienes alguna duda o si quieres efectuar alguna pregunta. Si la tienes, aprovecha el momento para decirlo. Nadie te va a juzgar y así sentirás, cuando cuelgues el teléfono, que ha sido totalmente sincera contigo.
  8. Cuando todas tus preguntas hayan sido contestadas, la vidente se despedirá de ti deseándote fuerza y transmitiéndote tranquilidad.

¿Ves? No tienes nada de lo que preocuparte. Y es que llamar a un servicio de videncia por teléfono sin gabinete no es como ir al dentista. La persona que te coja el teléfono tiene la predisposición de ayudarte y la empatía suficiente como para comprender los problemas que te asolan, ponerse en tu piel y tratar de ayudarte en todo lo posible gracias a sus conocimientos y poderes adivinatorios. Además, esta estructura que ha sido detallada es totalmente rígida y comprobable. Con esto, lo que debes entender es que, en ninguna circunstancia, la vidente te hará perder el tiempo con el único propósito de alargar tu llamada. Como es evidente, tú también tienes la potestad de interrumpirla en el momento en que te parezca oportuno. Y es que si, por ejemplo, te has marcado un límite de tiempo y lo superas, nada te impide despedirte de ella y llamarla en otro momento. Va a estar siempre a tu disposición. En definitiva, las ventajas de la videncia por teléfono respecto a la videncia presencial son muchas y muy variadas, sobre todo, si eliges una opción sin gabinete. De hecho, si alguna vez has probado uno de esos servicios, basta con que llames a Carlota, Esmeralda, Rubí o Santiago y charles un rato con cualquiera de ellos para que te des cuenta de que nunca habías recibido un trato igual.

Sin lugar a dudas, al hacerlo, tus posibilidades de resolver tus problemas estarán más cerca. ¡Dales una oportunidad!